sábado, 17 de septiembre de 2011

Las Cañadas del Teide ( Tenerife)

Si el verlo de lejos te hace parar para fotografiarlo, el estar cerca te incita a inclinarte ante él y decirle ¡Majestad!

  Llegamos  a nuestro último destino, Tenerife, donde teníamos una cita con El Teide (3717 m)

  Para llegar al Parque Nacional (22 de febrero de 1954)  Las cañadas del Teide, atravesamos los grandes bosques de pino canario que conforman el Parque Natural de  la sierra de Anaga.
  Sólo una  parada en el  Mirador de las Cumbres no hay tiempo para mas no podemos llegar tarde.
Desde el mirador de las Cumbres se puede apreciar el bosque de pinares y   El Teide al fondo 

  Al llegar al Parque de Las Cañadas del Teide, los fértiles valles dejan paso a una sobria belleza que impacta. Todo el paisaje que se desarrolla a las faldas del majestuoso Teide es puramente volcánico.
  Llegamos muy temprano a la base del Teide desde ahí vamos a coger el teleférico que nos subirá a la Rambleta(3.555 m).
  Nos avisaron, hay niebla y la visibilidad será casi nula, no importa seguimos adelante, somos de los primeros en subir en el teleférico, estábamos impacientes.



   Fue allí en la Rambleta donde me abandonó, tenía una cita concertada desde hacía dos meses y aunque su  estado físico no era el mejor del mundo, si lo era el mental y tenía que intentarlo sólo eran 200 m .



   Iba solo por el camino, le veía ascender, pararse, mirar hacia abajo y me preocupaba, sabía que  aún estaba  débil.
   Desde abajo  yo sudaba, un poco por el calor que hacía y otro poco por los nervios y la preocupación.




Y por fin llegó a la cima


  Después  desapareció, sólo fueron unos minutos, a mí me parecieron eternos,  los suficientes para hacer unas fotos y volver, no se puede estar demasiado tiempo, las solfataras que continuamente salen de él,  hacen el aire irrespirable, y  además son la señal inequívoca de un pasado  vivido intensamente  y de que aún hoy y a pesar de su aparente calma, todavía no se han tranquilizado sus entrañas.

El cráter del Teide, en la de abajo intentó coger el gas que sale costinuamente pero parece que no se aprecia en la foto

La vista hacia la isla era nula como nos avisaron al subir al teleférico

Ya de vuelta en la  Rambleta
  Ya abajo, su cara  de felicidad lo decía todo, orgullo por la  meta conseguida, satisfacción por la ilusión hecha realidad. No esperaba que hubiese estado viéndolo  subir  y mucho menos que tuviese fotos de su “hazaña”  porque para él ha sido eso.
  Mientras tomábamos un café y  reponía fuerza  me contaba el trabajo que  le  había costado, que pensó en volverse varias veces  que  estaba muy contento de  haber llegado a la cumbre  y sobretodo me decía una y otra vez  “tú no hubieses podido, tus rodillas no lo habrían resistido”.
  Una vez recuperadas las fuerzas seguimos nuestro recorrido hacia los Roques de García.

Los Roques de García y El Teide al fondo
  A la sombra del Teide crece un riquísimo tesoro vegetal perfectamente adaptado  a la altitud  a las bajas temperatura y a la pertinaz sequía.
  Una planta espectacular, que podía ser  como el símbolo  de toda la flora  macaronésica  encerrada en los límites del Parque, es el tanigaste rojo ( las flores son rojas y son las que vemos en todas las postales)
Tanigaste rojo  (Echium wildpretti)

Y lagartos, muchos lagartos
  Continuamos nuestro recorrido parando  en algunos de  los múltiples miradores que  hay,  destacando el “Mirador de los azulejos” llamado así porque desde él se pueden apreciar las distintas tonalidades de la lava.
  Dejando atrás a los “turistas” nos adentramos  por una carreta solitaria,  desolada, en cuyos laterales se podían ver paredes de casi dos metros de altas formadas por lava negra, buscamos el mirador de   “Las Narices del Teide”, un paisaje sobre cogedor .

   Las Narices del Teide, es un lugar  situado a media ladera, en la cara oeste,  por donde salieron las lavas en la última erupción de este siglo y además es el único punto desde donde no se divisa El Teide , no porque sea más alto sino por la perspectiva.

Se puede comparar la altura de la lava que hay en el borde de la carretera con mi estatura. Al frente Las Narices del Teide y al fondo Pico Viejo
  Bajando del Teide no podemos pasar por alto estas paralelas que nos muestran los estratos


   Y puesto que estamos en el Parque Natural de la sierra de Anaga es obligado subir al mirador Las gaviotas  desde donde se ve la playa Las Teresitas  de  arena traída del desierto y Santa Cruz al fondo.



   Tenerife es mucho más que El Teide pero como la entrada ha quedado un poco larga no os voy a recomendar nada sólo os digo, merece la pena recorrer la isla.
  Se nos acaba el viaje y antes de irnos hay que probar las lapas, especialidad en todas las islas, acompañadas de un vino de la tierra y para acabar no os olvidéis  de pedir un barraquito al finalizar la comida.

 Se acabó recorrido por los Parques Nacionales de las islas y el viaje , volvimos a casa era  17 de julio.

40 comentarios:

  1. Y parece que fué ayer y qué bien lo describes, literaria y fotograficamente.Felicidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querida Chelo. Estupenda la impresión que llevas del padre Teide tal como lo describes. Me permito insinuarte que vuelvas en invierno cuando la nieve lo cubre llegando hasta Las Cañadas. Visto desde el Puerto de la Cruz nevado, en un día despejado, es una estampa que no se olvida nunca. Besos desde Gran Canaria. Abrazos desde Canarias, Ángel

    ResponderEliminar
  3. Magnífico relato y preciosas fotos Chelo, yo estuve hace muchos años pero mi cámara falló y no salieron las fotos, una pena porque sólo queda constancia de mi viaje en mi memoria.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con Gomera, pero como en todo seguro que hay algo hermoso merecedor de ver y creo que es el pinar a parte de sus gentes, su esencia y bueno hay que ir para descubrirlo.

    Un abrazo Chelo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito Chelo, en Tenerife estuve en los carnavales, no me dio tiempo de ver nada más. Espero regresar algún día y ver todo esto.

    Buen finde, besos.

    ResponderEliminar
  6. Dos inclinaciones, dos reverencias, una para el gran Teide y otra para agradecer la generosidad de tu pluma compartiéndonos tan hermosa experiencia. Impresionante y volcánica belleza. Ruda y maravillosa.
    Mil gracias, Chelo, por tanto que das a tus lectores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Estas escarpaduras son para mí sólo horizontes lejanos, pero gracias a ti casi puedo afirmar que las conozco. Gracias infinitas.

    ResponderEliminar
  8. Chelo, soy Esther y ya ves que vuelvo poco a poco la actividad. Ver estas fotos ha sido precioso...ahora voy a seguir mirando tu blog, para ponerme al dia, besos

    ResponderEliminar
  9. Querida Chelo, es hermoso el trabajo que nos has presentado...las fotografías son espectaculares y la belleza de la naturaleza es impresionante...me gustó mucho viajar un rato junto a ti. QDTB, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Chelo por haber compartido con nosotros tus impresiones y estas magníficas fotografías.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me encanta este post sobre todo por tu narración, porque aunque las fotos son muy buenas, siempre se pueden ver paisajes en postales.
    Los sentimientos y pensamientos, esos si hacen irrepetibles los lugares.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Tienes una gracia especial para narrar estas cronicas de viaje que compartes con todos y que leyendo y viendo las magnificas fotografias con las cuales ilustras tu narración, nos da la impresión de estar ahí, en esas colinas escarpadas admirando la impresionante belleza volvanica del lugar.

    Un beso y un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  13. Leyéndote me hiciste recordar a mi papá.Ël subiendo las montañas y yo siguiéndole para llegar o no a algún lado. Sólo para demostrarme que podía iniciar una aventura.
    Beso

    ResponderEliminar
  14. mi querida Chelo:Es un perfecto reportaje que nos hace vivirlo al mismo tiempo que lo cuentas. Las fotos son muy buenas . Mi enhorabuena al luchador que fue capaz de subir hasta arriba.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  15. Gracias Malena, todavía se le ilumina la cara cuando hablamos del tema. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Realmente un viaje a través de tus palabras encantador!
    Chelo,he aceptado con gusto tu pedido.Si necesitas más,solo pídemelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Lo describes todo con tanta humanidad que, más que disfrutar el viaje, lo he vivido contigo.

    ResponderEliminar
  18. Una buena excursión sin duda. Las fotos excelentes. Desde luefo que para esta movida hacen falta una buenas piernas, porque el recorrido no es precisamente una pista de patinaje.
    Me ha gustado volver hacer el reorrido contigo y revivir recuerdos.
    Bss

    ResponderEliminar
  19. gracias miles estimada amiga por compartir tu bella excursión, besinos de esta amiga que te desea feliz domingo.

    ResponderEliminar
  20. Me parece un lugar mágico y de ensueño, Chelo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Hermosa experiencia que generosamente compartes. Texto y fotografías , excelentes. Muy hermosa entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Como siempre, muy amenamente explicado tan real lo describes, que acabé cansada, pero fascinada. Cuando nos vamos de nuevo ? y a donde ? Besos Martha

    ResponderEliminar
  23. Hola amiga Chelo muy hermoso tu post nos muestras bellas imágenes y texto de naturaleza y vida en una excursión fantástica la tierra de las Islas Canarias.

    Mil gracias mil por tu huella bloguera en el aniversario de 2 años de vida bloguera.

    Besos de luz .

    ResponderEliminar
  24. Muy bella experiencia que he disfrutado a través del texto y las bellas fotografías. Realmente delicioso post. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  25. belleza en ese viaje querida Chelo, nos has llevado contigo eh?.
    Que maravilla.

    Besitos y gracias por pasar a visitarme.

    ResponderEliminar
  26. ¡Encantador viaje! ¡Me encanta la forma en que describís todo el trayecto acompañado por las fotos, que son hermosas!
    ¡Gracias Chela por compartirlo con nosotros!
    ¿Qué es un barraquito?
    Besos...

    ResponderEliminar
  27. Mónica, un barraquito es un café que lleva leche condensada, canela y raspadura de limón y está buenísimo.

    también lo llamam saperoto

    ResponderEliminar
  28. Hola Chelo!! Fue una hermosa aventura. Tu relato me hizo sentir en la cima. Hermosas fotos. Qué logro!!
    Besossssss

    ResponderEliminar
  29. Hola Chelo, tus seguidores me han dejado sin palabras, te han dicho todo lo bueno que podían y que mereces. A mi solo me queda agradecerte, que me hayas hecho rejuvenecer 38 años, es justamente el tiempo que hace que visité el Teide y Tenerife por última vez. No se me olvida, Hotel Botánico y mi mujer y yo, escapados, colocando a nuestros seis hijos con abuelos y familiares para estar tres dias solos allí. Tus excelentes fotografías y la natural, sincera y convincente prosa que utilizas, me han transportado a aquellos tres dias felices gozando de todo lo que tu retina ha sido capaz de plasmar en el blog. Gracias querida amiga, un beso.

    ResponderEliminar
  30. Es posible que muchos de los lugareños no conozcan esos bonitos pisajes. Y si los conocen, estarán de acuerdo en que mejor descritos no pueden estar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Una maravilla de reportaje, enhorabuena.
    Saludos
    Piedra

    ResponderEliminar
  32. Chelo,un post precioso y doy fe de estas maravillas por qué las he visitado en dos ocasiones,un paisaje excepcional y una reportera encantadora.
    Un besote enorme mi querida amiga y feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
  33. Hola Chelo. Un placer inmenso conocerte y seguirte, Estan de show tus fotos. Maravillosa vista. Tambien me gusta fotografiar paisajes, ya subire unas cuantas fotos a mi blog, Muchas bendiciones y adelante.

    ResponderEliminar
  34. Bonita excursión que debo agradecer, llevada de tu mano ni siquiera me he cansado. Gracias por el paseo comentado

    ResponderEliminar
  35. ¡Hola Chelo! Llego a tu blog desde blogs de amigos comunes.

    Esta entrada me hizo recordar mi estancia, hace ya bastantes años, en esa preciosa isla, pero no la he recorrido con esa pecisión, como lo has hecho tu, lo que te ha permitido disfrutar mucho más de todas las prespectivas que ofrece la naturaleza en ese paisaje tan singular.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. excelente reportaje de un sitio imponente y muy bien transmitida la grandiosidad del lugar.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  37. Caray Chelo esto si que son unas vacaciones.
    Has hecho un reportaje de alto nivel y las fotografiás estupendas.
    En la forma de redactar, aunque hayas pasado un poco de miedo en el recorrido, se te ve llena de satisfacción y alegría.
    Me alegro de tu viaje y que lo compartas con todos nosotros. Es estupendo. Un fuerte abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  38. Son unas imágenes y un texto bellísimo que anima a quienes no conocemos esa bella región a visitarla, algún día. Un saludo. Índigo.

    ResponderEliminar
  39. A mí también me encantó Tenerife y tambíen me he currado una mini-guía de viajes....

    Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

    Guía turística de Tenerife

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar tu tiempo conmigo.