sábado, 6 de febrero de 2016

Practicando endecasílabos


Las interrogaciones, están todas
enredando las ramas del compás,
los vértices del último poema
intentan convertirlo en un isósceles
ya que solo llegó a ser escaleno.

Y estoy aquí, mujer, con el dolor
negro-azul de tus ojos y la triste
alegría que escondes en tu falda,
con el grito callado que deshace
tu esternón y la noche que te observa.
.
Y otra vez, hoy, un poco morirás
y todos mis polígonos se esconden
porque quieren dejar paso a tu llanto.



Chelo de la Torre.


domingo, 10 de enero de 2016

La poeta Cari Jiménez me dedica un gran poema .




Cari Jiménez Parralejo firmando su primer poemario "Nihilismo en primera persona" 

Escribir un poema no es nada fácil y si además le ponemos condiciones como que  los versos tengan todos nueve sílabas, siendo átonas todas la sílabas impares y tónicas todas pares y que los versos pares rimen en asonante entonces pocos poetas son capaces de hacerlo y entre esos pocos está mi amiga Cari,  que no solo escribe un poema con esas característica sino que  además me lo dedica.

Gracias poeta amiga.    




Permiso pido amiga mía,
el tuyo, el que te estoy pidiendo,
que voy a apuntalarte entera
si deja este desespero...
Será poema, paz y arrullo
que llegue tras el mal rehecho
y anide en ti, azul paloma,
que bates alas entre cieno
en donde clavas a tus uñas
para elevar materno empeño.
Respiras, miras con tus ojos
azules —son igual que cielos—
por más que agitas con tus alas,
por más que estiras a tu cuello,
escapa esquivo lo seguro
porque no se inicia tu vuelo
desde la silla que amordaza
y acuna cama con su cuerpo,
maduro cuerpo que es tu astilla,
astilla en ala que es tu cepo.
.
© Cari Jiménez

2016 - 01- 09